martes, 5 de noviembre de 2013

Al PP le molesta poner 300.000 euros para crear empleo'


Las quejas del portavoz municipal del PP sobre el coste para el Ayuntamiento de las contrataciones por la Exclusión Social han merecido la réplica de la concejala socialista Inés Plaza, quien ha considerado las palabras de Carlos Sánchez como una “exhibición de desvergüenza y de falta de compromiso con las necesidades de los ciudadanos”. En su opinión, “quejarse de que el Ayuntamiento tenga que pagar los costes sociales y el equipamiento de los trabajadores contratados gracias a fondos de la Junta de Andalucía es una ofensa para las familias y para toda la sociedad almeriense”.

Inés Plaza critica especialmente las quejas de Sánchez, al que recuerda que “a él sí le parecía bien dedicar 2,5 millones de euros de los almerienses en comprar un antiguo sanatorio. Ha sido una operación de la que, por el momento, sólo se ha beneficiado el vendedor”.

El Ayuntamiento de Almería ya recibió en su día la transferencia de fondos de la Junta de Andalucía correspondiente a la contratación de desempleados acogidos al Plan de Acción Social. El importe ingresado fue de 941.000 euros y ha permitido contratar a 312 personas por un periodo de entre 15 días y tres meses.

Se inscribieron más de 1.500 personas muy necesitadas de tener ingresos y que cumplían los requisitos. “Las personas seleccionadas, recuerda Plaza, han trabajado con anterioridad y han contribuido con sus impuestos mientras tenían empleo. El trabajo que han obtenido ahora no es una obra de caridad sino una vía para que vuelvan a tener ingresos y puedan volver a la vida laboral por más tiempo”.

La concejala socialista destaca que el PP se ha quejado siempre de cualquier iniciativa en beneficio de los desempleados. “Ya dijeron en su día que no estaban de acuerdo con los Planes E del gobierno del PSOE. Ahora, con el Plan contra la Exclusión social, el alcalde dijo que no movería un papel hasta que la Junta ingresara el dinero. Ahora que ya lo tiene y la gente está trabajando se queja de que tiene que aportar 300.000 euros. La verdad es que no se puede tener una posición más insensible”.

“Nosotros – concluye Inés Plaza - nos alegramos de que al menos 312 familias almerienses vean aliviada su situación durante un tiempo. Sólo le pido a los señores Sánchez y Comendador que dejen de decir tonterías y que se pongan a trabajar por los almerienses”.

0 comentarios: