viernes, 15 de mayo de 2009

El PSOE exige al Ayuntamiento de Almería que busque realojamiento para todos los usuarios del Centro de Acogida


Plaza iniciará una nueva serie de visitas a los centros de Atención Social, con o sin comunicación del Consistorio

TELEPRENSA.- Inés Plaza y Juan Carlos Pérez Navas, del Grupo Municipal Socialista, han exigido al Ayuntamiento de Almería que busque realojamiento para todos los usuarios del Centro Municipal de Acogida. El comienzo de las obras de las dos fases del edificio es inminente y únicamente permanecerá abierto el comedor, no así los dormitorios. Plaza ha anunciado, además que iniciará una nueva serie de visitas a los centros de Atención Social, con o sin comunicación del Consistorio, solicitando que "no se fiscalice a la oposición" con vigilantes cuando acuda a estas dependencias.

El Centro Municipal de Acogida comienza tarde sus obras, 6 años después de que la Junta aportase 400.000 euros para éstas. Sin embargo, en vez de acometer la segunda fase para que pudieran utilizarse sus habitaciones cuando se iniciase la primera, se ha optado por actuar a la vez, "creando una situación de crisis evidente". Plaza pide que, al menos, se llegue a acuerdos con otras residencias para buscar acomodo a los usuarios del centro.

Sin embargo, no es la única denuncia de los socialistas, que informan nuevamente de las carencias de infraestructuras y personal de los Centros del Área de Atención Social de Almería, que año tras año siguen sin solucionarse. Rampas, escaleras, escaso espacio; o falta de administrativos son algunos de los problemas de todas estas dependencias. Plaza pide, además, que se descentralicen burocráticamente los centros, para al menos agilizar los trámites.

Sin embargo, como denunció unos días atrás Plaza, la concejal delegada, Rosario Soto, "ordenó" al Jefe de Servicio de Atención Social y a un Director de Área que la acompañasen en todo momento para "vigilar" lo que hacía. Esto, sumado a que le fueron concedidos sólo dos días para visitar todos los centros, a veces con diferencias de una hora (entre el centro y La Cañada, por ejemplo), o a horas en las que no había usuarios, hicieron que Plaza dejase inconclusa una primera ronda de visitas. Ahora, pretende solicitar otra nueva.

Si en cinco días no tiene respuesta (en la ocasión anterior tardaron un mes y medio en contestar), iniciará una nueva "gira", en esta ocasión sin vigilantes.

0 comentarios: